Inicio - grande Inicio - peque
No has iniciado sesión  |  Acceder 

Artículos relacionados

Prepara tu escapada

El Caminito del Rey, un paseo de vértigo


Prepara tu escapada

Rutas para hacer senderismo en Asturias


Prepara tu escapada

Rutas para hacer senderismo en Murcia


Prepara tu escapada

Rutas para hacer senderismo en Albacete


Prepara tu escapada

Rutas para hacer senderismo en Alicante


Artículo del blog de turismo

Articulo prepara tu escapada portada

Escoger solamente unas cuantas rutas entre la infinidad de caminos y sendas llenas de naturaleza que tiene Asturias es una tarea complicada. Sin embargo, hemos intentando recopilar algunas de las rutas y recorridos más populares y llenos de encanto que con seguridad te quitarán el aliento, tanto por su belleza como por el esfuerzo de recorrerlos.

RUTA DE LAS XANAS

Imagen cedida por @lasrutasdeana en Instagram

Indudablemente una de las rutas más conocidas y populares de Asturias gracias a su impresionante desfiladero abierto en la roca que sigue el arroyo de Las Xanas y en el cual podemos toparnos con formaciones geológicas como estalactitas y cuevas abiertas en la caliza. A nuestros pies se desarrolla un bosque de ribera típico y a lo largo del camino encontraremos una garganta escarbada hace años y que se utilizaba como mina de hierro.

Imagen cedida por @lasrutasdeana en Instagram

Imagen cedida por @moisanmor en Instagram

El recorrido es linear (es decir, solo ida), tiene 3,8kms y dura alrededor de 1 hora y media, comenzando en el área recreativa Molín de Las Xanas (Santo Adriano) y acabando en Pedroveya (Quirós). La ruta es sencilla y después de haber andado unos 2km, os adentrareis en un bosque donde podréis observar las aguas del arroyo de Las Xanas y más adelante, hacia el final del camino llegareis a un claro donde veréis al otro lado la iglesia de San Antonio de Pedroveya y si volvéis la vista atrás, podréis ver todos los senderos que habéis recorrido.

Imagen cedida por @moisanmor en Instagram

RUTA DE LA SEIMEIRA

Otra maravillosa ruta, muy recomendable para disfrutar de la belleza del paisaje y del propio camino a pie del río, repleto de todo tipo de especies animales. Comenzando en el área recreativa de Pumares y siguiendo un camino ascendente hacia Seimeira, la ruta tiene 3,5km y completarla requiere unas 2 horas y media.

 

Imágenes cedidas por @felixr76 en Instagram

 

A mitad camino aproximadamente encontrareis el pueblo abandonado de Ancadeira, del que poco queda en la actualidad y que ha empezado a cubrir la vegetación de los alrededores. Un poco más adelante, pasareis por el valle del Desterrado, llamado así por una antigua leyenda popular que cuenta como un criado condenado a morir se libró de ser ahorcado y en su lugar, fue desterrado al valle, en el que, en esos tiempos, pocos se aventuraban a ir más allá de la aldea de Ancadeira. Finalmente, una vez llegados a la cascada, podreis observar toda su belleza mientras el agua cae desde unos 500 metros.

RUTA DEL CARES

Para una opción similar a la Ruta de las Xanas pero más exigente, te recomendamos la Ruta del Cares (conocida como la Garganta Divina) que comienza en el pueblo de Poncebos y acaba en Caín (León). Con 21,9km esta magnífica ruta del Oriente de Asturias requiere unas 6 horas y 15 minutos para ser completada ida y vuelta, por lo cual no es apta para todo el mundo a pesar de no ser en sí un recorrido difícil.

Imagen cedida por @_rlucia en Instagram

La senda se creó en 1945, para posibilitar el acceso al canal de la central hidroeléctrica y facilita el atravesar las montañas y la gran brecha rocosa con hasta 2.000 metros de profundidad. Cerca del kilómetro 3 de la ruta comienza el tramo más abrupto, donde se asciende y desciende por la ladera de la impresionante montaña, aunque sin desniveles muy altos o pendientes demasiado pronunciadas. Tras cruzar un par de veces el río con ayuda de puentes y tras caminar unos kilómetros más, llegareis al destino final, el pueblo de Caín.

Imagen cedida por @_rlucia en Instagram

RUTA DEL ALBA

Imagen cedida por @laramg89 en Instagram

Otra de las rutas más conocidas de Asturias es la Ruta del Alba, declarada Monumento Natural y enclavada en el fondo de un valle, siguiendo el curso del río Alba. El agua es protagonista en este sendero, ya sea gracias a sus espectaculares cascadas o los rápidos que se pueden observar a lo largo del río, las pozas, los remansos y una infinidad de hilillos que surgen de entre las rocas, todos ellos repletos de aguas cristalinas que atraen a unas cuantas especies animales que se pueden observar con paciencia y unos prismáticos.

Imagen cedida por @laramg89 en Instagram

Imagen cedida por @turismoasturias en Instagram

La ruta de ida y vuelta transcurre durante unos 6,2km o lo que son alrededor de las 5 horas de camino. Comenzando en la localidad de Soto sobre un sendero hormigonado y en constante ascenso caminamos hasta dejar atrás un puente cubierto de vegetación que recomienda ser cruzado por una única persona a la vez y nos adentramos en el desfiladero del Alba hasta encontrar una formación rocosa conocida entre los locales como “el vigilante”. Poco a poco observaremos cada vez más saltos de agua que irán aumentando en altura. Hacia la parte final del recorrido comienza el tramo de más pendiente y donde podremos encontrar cascadas por las que el agua se precipita desde unos 10 metros de altura. Al finalizar la ruta, llegaremos a una zona de descanso donde poder tomar una pausa antes de emprender el camino de vuelta.

Imagen cedida por @turismoasturias en Instagram

BOSQUE DE PELOÑO

Imagen cedida por Meli de MundoSinRumbo: @melinamiller.msr en Instagram

Este fantástico pero largo recorrido por el bosque del Peloño (se tardan unas 8horas y media en ir y volver) nos permite entrar en un túnel de vegetación y experimentar la naturaleza en todo su esplendor resguardados por hayedos hasta llegar a una explanada con cabañas pertenecientes a los pastores de la zona.

Imagen cedida por Juanpe de MundoSinRumbo: @juanpe.msr en Instagram

Imagen cedida por Juanpe de MundoSinRumbo: @juanpe.msr en Instagram

Con comienzo en el mirador de Les Bedules, donde se puede dejar el coche, la ruta se adentra en el bosque y deja atrás los pastos asturianos, continuando hasta encontrarse a los 1.190 metros de altitud con el Collado Granceno desde donde se pueden observar las fantásticas vistas del bosque. Siguiendo las marcas que nos indican la ruta nos desviaremos hacia la izquierda para encontrarnos con el Roblón de Bustiello, un gran roble albar que vela sobre los alrededores. A partir de este punto podemos optar por regresar por el mismo camino o continuar hacia adelante por una senda que conduce al valle de Arcenorio donde podremos apreciar una ermita digna de admiración para concluir la extensa caminata.

Imagen cedida por Meli de MundoSinRumbo: @melinamiller.msr en Instagram

CANAL DEL TEXU

Acabando nuestra lista con un recorrido más reducido, os sugerimos la ruta de la Canal de Texu, de 3,2km (solo ida) por lo cual en completar el camino de ida y vuelta se tarda solamente unas 2 horas y media.

Imagen cedida por Noe Brunis de Phototravel: @noe.phototravel en Instagram

Empezando muy cerca del mismo lugar que la Ruta del Cares en el pueblo de Poncebos, giramos a la izquierda en la primera bifurcación y cruzamos el puente de La Jaya, llegando al otro lado de este a un casa con el mismo nombre, que habrá que dejar atrás para comenzar el recorrido. El camino es ascendente casi en su totalidad y nos lleva en una especie de zigzag por la ladera de la montaña y a través de un desfiladero estrecho con altas paredes rocosas verticales que nos harán sentir empequeñecidos, hasta encontrar el pueblo de Bulnes de Arriba.

Imagen cedida por Carlota y Chuss de HikingAsturias: @hikingasturias en Instagram

Encontraremos también aquí el funicular de Bulnes, una especie de ferrocarril utilizado para salvar grandes pendientes, el único método de transporte que tienen los habitantes de este recóndito pueblo ante la ausencia de carreteras. Continuando el camino y ya a finales del recorrido encontraremos el pueblo de Bulnes, uno de los más bonitos pero también de los más aislados de Asturias, con solo unos 30 habitantes. Dos paradas recomendadas en este pequeño pueblo son la Iglesia y la Casa del puente. Si continuamos más allá de Bulnes, podemos llegar al mirador de Urriellu desde donde poder observa el famoso Naranjo de Bulnes (o Picu Urrielu), famoso entre los amnates de la escalada.

Imagen cedida por Carlota y Chuss de HikingAsturias: @hikingasturias en Instagram

¡Recuerda llevar una bolsa para poner todos los residuos que produzcas, las zonas naturales y los ríos no se limpian solos! ¡Si cada uno ponemos de nuestra parte y los cuidamos estos lugares se podrán disfrutar durante mucho tiempo!

Por Alexandra Preda, a 19-10-2020

Fuente de información:

turismoasturias.es