Inicio - grande Inicio - peque
No has iniciado sesión  |  Acceder 

Artículos relacionados

Prepara tu escapada

Binibeca, casas níveas y calles laberínticas


Prepara tu escapada

Los lugares más "instagrameables" de España


Prepara tu escapada

Playas y calas para bañarse en Ceuta


Prepara tu escapada

Plazas más bonitas de España


Prepara tu escapada

5 lugares con encanto en España


Artículo del blog de turismo

Articulo prepara tu escapada portada

Hoy haremos un recorrido por España en busca de los acueductos mejor conservados que nos podemos encontrar a través de nuestra geografía, pero primero vamos a descubrir como funcionaban estas magníficas obras de ingeniería.

 

El desarrollo técnico de estas estructuras se desarrolló con la llegada de Julio César y con la urbanización del Imperio. Para hacer este tipo de construcciones se debía tener grandes conocimientos técnicos y sobre construcción.  El agua potable debía sortear una gran cantidad de obstáculos sin que esta agua se estancara. Para ello debía tener la suficiente pendiente, aunque controlado, ya que esto podía provocar desgaste en la estructura debido a la gran aceleración del agua. Por eso se construían depósitos con pequeñas cascadas para desacelerarla. Para darle esta pendiente deseada se utilizaban los arcos, evitando así también los accidentes del relieve.

 

Los acueductos mejor conservados que podemos encontrar hoy en día en España son:

 

Acueducto de Segovia (Segovia):

 

Se trata del acueducto más importante de España, ubicado en la ciudad castellanoleonesa de Segovia, es un símbolo no solo de la ciudad sino también del país siendo uno de los monumentos más destacados y mejor conservados a día de hoy.

Su construcción data de principios del siglo II d. C., a finales del reinado del emperador Trajano y tiene una extensión de 813 metros.

Está realizado con piedras berroqueñas e impresionantes arcos que se alargan por medio de esta bella ciudad. Al Mamún, un rey árabe que lo quiso destruir pero solo consiguió derribar 36 arcos y al final desistió. El rey Alfonso VI usó algunas de sus piedras para reconstruir las murallas, pero finalmente fue reconstruido por los Reyes Católicos.

Acueducto de Segovia

 

 

Acueducto de Peña Cortada (Chelva y Calles):

 

Esta impresionante obra de ingeniería se encuentra en la valenciana localidad de Chelva y fue construida por los romanos en el siglo I d.C. El acueducto es uno de los más relevantes de España y aún se conservan algunos tramos a lo largo de 28 kilómetros. Los elementos más espectaculares son: el Puente de la Rambla de Alcotas, el del Barranco del Gato y la Peña Cortada en término municipal de Calles, un impresionante corte vertical seguido de una galería tallada en la roca que se puede recorrer.

Acueducto de Chelva

 

 

Acueducto de les Ferreres (Tarragona):

 

Está ubicado en la ciudad catalana de Tarragona y también es conocido como “Pont del diable” es uno de los acueductos más importantes de España pese a tener “sólo” 216 metros.

El acueducto fue construido en el siglo I a. C. por Augusto y suministraba agua desde el río Francolí a la ciudad de Tarraco, capital de la provincia romana Hispania Citerior Tarraconensis que abarcaba, en su época de máximo esplendor, dos terceras partes de la península ibérica.  Este acueducto se utilizó hasta bien entrado el siglo XVIII.

Acueducto de Tarragona

 

Acueducto de los Milagros (Mérida):

 

Ubicado en la capital de Extremadura, de este acueducto se conservan más de ochocientos metros, alguna de cuyas pilas de granito y ladrillo se alzan veintisiete metros por encima del terreno.

Según la vaguada se pronuncia, la altura de las pilas y el número de arquerías aumenta; todo ello para que la conducción hidráulica quedara suspendida a la cota necesaria para que el agua fluyese hacia la ciudad.

Parece que se erigió en un momento cercano a la fundación de la Colonia, si bien son evidentes en este acueducto varias reformas posteriores que lo han dejado como lo conocemos actualmente.

Acueducto de Merida

 

Acueducto de los Arcos (Teruel):

 

Ubicado en la capital turolense, el acueducto de los Arcos o Traída de las Aguas de Teruel es una de las obras de ingeniería más relevantes del Renacimiento español.

Fue levantado por Quinto Pierres Vedel entre los años 1537 y 1558. En años posteriores el acueducto ha sido objetos de constantes labores de mantenimiento hasta dejarlo como está ahora.

Acueducto de Teruel

 

 

Acueducto de Morella (Morella):

 

Ubicado en la capital de Els Ports, en la provincia de Castellón este acueducto se trata de una obra hidráulica del siglo XIV y a diferencia de los demás acueductos anteriormente descritos este sigue la estética gótica, alternando el uso de arcos de medio punto y ojivales. Tiene su origen en la donación que hizo Jaime I a la ciudad de Morella en 1273, regalando a ésta el manantial de la fuente de Vinatxos. Se inició la construcción en 1338. El acueducto estuvo en funcionamiento durante más de cuatro siglos. Se conservan dos tramos de 120 y 140 metros de longitud en Santa Llúcia con una altura de 14,50 metros) y La Pedrera (13 metros de alto), ambos puntos con excelentes vistas de los parajes de Els Ports.

Acueducto de Morella

 

Por Diego López , a 6-4-2020

Fuente de información: Turismodesegovia.com, Turismochelva.es, Turismomerida.org, Patrimonioculturaldearagon.com, Camino del Cid.