Inicio - grande Inicio - peque
No has iniciado sesión  |  Acceder 

Artículos relacionados

Card image cap

Senderismo en Castellón


Card image cap

Caminando por el GR-7 desde Ares a Benassal


Card image cap

Via verde (Benicàssim - Oropesa)


Card image cap

El senderismo, como atenuar el dolor en las rodillas con bastones de trekking


Artículo del blog de turismo

Card image cap

Hoy en día, la esperanza de vida aumenta y con ella todas las enfermedades y dolencias degenerativas. Concretamente la artrosis en las articulaciones de las rodillas es una dolencia que afecta principalmente al grupo de población con edades comprendidas entre los 70 y 80 años, aunque en mayor o menor medida también afecta a personas jóvenes.

El origen de estos dolores en las rodillas u otras articulaciones está en su desgaste, las articulaciones están diseñadas para soportar un peso y una carga determinados pero si diariamente se someten a cargas superiores de peso o trabajo sufren y terminan deteriorándose. La sociedad Española de Reumatología destaca que una gran parte de pacientes menores de 40 años son deportistas y personas que hacen movimientos repetitivos.

Por todo lo anterior, considero de vital importancia que se tome conciencia de algunas buenas prácticas a la hora de hacer senderismo, los palos de trekking como se puede pensar en un principio, no son para esquiar, para personas mayores o para hacer postureo por la montaña… Son en herramientas básicas que nos ayudan a minimizar la carga en el tren inferior (piernas, rodillas, tobillos…) para prevenir o atenuar el desgaste de nuestras rodillas.

Estos palos, pueden encontrarse en muchas tiendas de artículos deportivos, y sus precios y formas varían y se adaptan a todos los gustos y bolsillos.

¿Cuántos palos de trekking es bueno llevar?

Dos palos es el número ideal, uno para ayudar a cada pierna, aunque si solo tenemos una rodilla mal podríamos llevar un palo, es recomendable utilizar dos para no cargar más una rodilla que la otra.

¿Cómo utilizar los palos de trekking?

Al contrario de lo que nos dice la lógica, cuando nos ayudamos con un palo para realizar travesías, lo ideal es sujetarlo con el brazo contrario a la pierna que queremos ayudar, es decir: si quiero ayudar a la pierna derecha, tendré que sostener el palo con el brazo izquierdo.

Si disponemos de dos palos para andar lo primero que tenemos que hacer para acostumbrarnos a utilizarlos es fijarnos mientras andamos como el balanceo del propio cuerpo nos marca que pierna se beneficia con cada zancada, podréis observar como siempre es el brazo contrario el que ayuda a la pierna.

¿Qué más aportan estos bastones de trekking?

Los bastones de trekking además de ayudar a las articulaciones de las rodillas, aportan estabilidad y seguridad en la montaña, sobre todo en las bajadas prolongadas.

¿Qué riesgos entrañan estos bastones de trekking?

Aunque normalmente no entrañan ningún riesgo, quiero destacar que en algunos terrenos es desaconsejable utilizarlos como por ejemplo en senderos muy estrechos con posibilidad de derrumbamiento en los bordes, zonas de escalada, pendientes nevadas con elevada inclinación… normalmente zonas mucho más técnicas donde otras herramientas como el piolet son mucho más recomendables.

También existen otros riegos más frecuentes en como el de tropezar con los bastones los primeros días de utilización, hasta que nos acostumbramos pueden resultar algo incómodos e incluso puede que decidamos dejar de utilizarlos, pero si les damos una oportunidad nuestro cuerpo lo agradecerá a la larga.

Por Hector Segarra, a 30-6-2015